El conductor del vehículo, un hombre de 28 años, era conocido por la policía por cometer delitos menores, pero no estaba en una lista por terrorismo, según las fuentes. El sujeto fue arrestado en el lugar.

“Por el momento, no está siendo considerado como un incidente terrorista, aunque tampoco se ha descartado”, dijo el fiscal de Toulouse en un comunicado.

El conductor ha sufrido durante un tiempo largo problemas psicológicos y estuvo hospitalizado hasta diciembre de 2016, afirmó el fiscal.

Uno de los estudiantes, una joven, estaba siendo tratada por lesiones graves en la cabeza.

Más de 240 personas han muerto en Francia desde comienzos de 2015 en ataques perpetrados por islamistas o agresores inspirados por Estado Islámico. El lunes será el segundo aniversario de ataques en París en que murieron más de 130 personas.

Esta semana, la policía francesa arrestó a nueve personas y otra fue detenida en Suiza en redadas coordinadas antiterrorismo