Policías e investigadores inspeccionan el sitio donde una bomba casera explotó cerca de la Plaza de Toros la Santamaría en Bogotá, el domingo 19 de febrero de 2017. El artefacto fue detonado cuando la policía se congregaba antes de una manifestación de activistas. Según una declaración oficial 26 personas sufrieron heridas por la explosión, todos policías menos dos. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

Tres de los 24 policías lesionados por una explosión en el centro de Bogotá continúan en cuidados intensivos debido a gravedad de sus heridas, se informó el lunes.

El director clínico del Hospital de la Policía, coronel Albeiro Ruiz Reyes, señaló en rueda de prensa que uno de ellos está pendiente de una neurocirugía “debido a que las esquirlas recibidas del artefacto explosivo penetraron al cerebro. No es de mucha gravedad pero sí de cuidado. A los dos otros policías que están en cuidados intensivos los estamos valorando con una ecografía-ocular porque les ha afectado sus ojos”.

Agregó que ya fueron dados de alta tres agentes y otros cuatro que habían sido atendidos en el Hospital Militar. El resto se recupera de las heridas.

Por su parte, el comandante de la policía de Bogotá, general Hoover Penilla, informó que se inició una investigación para dar con los autores del atentado, que habrían detonado aproximadamente dos kilos de explosivos.

Además de provocar heridas a 24 policías y dos civiles la explosión causó daños en las fachadas de varias residencias y establecimientos públicos cercanos.