En Oxford trabajan en una vacuna universal contra la gripa. Foto: Reuters.

La llamada vacuna universal fue desarrollada por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford y Vaccitech, una compañía de biotecnología fundada por científicos del instituto.

Las vacunas actuales contra la gripa han tenido que ser cambiadas cada año para adaptarse a las cepas del virus que circulan en esos períodos y no siempre protegen bien a las personas, en particular a pacientes mayores con sistemas inmunológicos débiles.

La nueva vacuna funciona al usar proteínas halladas en el centro del virus en vez de las que se encuentran en su superficie. Las proteínas de la superficie sobresalen del virus y cambian todo el tiempo, mientras que las del centro son estables.

La nueva vacuna también funciona estimulando el sistema inmunológico para aumentar las células T que matan al virus, en vez de los anticuerpos. Investigaciones previas habían mostrado que las células T pueden ayudar a luchar contra más de un tipo de virus de la gripe.

Los investigadores esperan que la nueva vacuna brinde una protección mejor y más duradera al ser usada junto a la vacuna común para gripa estacional.

“Esperamos que dure dos a tres años, tal vez incluso cuatro años, pero no sabemos hasta que hagamos las pruebas”, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de Vaccitech, Tom Evans.

La nueva vacuna ya ha sido probada por seguridad en ensayos anteriores. Ahora avanza a la Fase IIb de prueba, en la que se reclutarán 500 pacientes británicos.  Los restantes se contratarán durante la temporada de gripa 2018/9. Es la primera vez que una vacuna universal para la gripa ha avanzado más allá de la Fase I en ensayos clínicos.