REUTERS/Jaime Saldarriaga

Masivamente votaron los venezolanos este domingo en un plebiscito contra el Gobierno de Nicolás Maduro, con el que buscan exigir al presidente socialista que llame a elecciones antes de que termine su mandato a inicios del 2019.

A pesar de que el Gobierno ha insistido en que la consulta no es vinculante y tampoco cuenta con el aval del Consejo Nacional Electoral (CNE), la Constitución faculta al Parlamento, de mayoría opositora, a convocarla, tal como lo hizo días atrás.
Los venezolanos vestidos de blanco y con los colores amarillo, azul y rojo de su bandera salieron a votar desde las siete de la mañana en plazas, teatros y parques.

“Queremos que en este país haya un cambio político. Los venezolanos estamos mayoritariamente en contra del fraude (de la) Constituyente”, dijo el líder opositor Henrique Capriles después de votar.

“La clave de hoy es la participación. Mientras más participación haya, mejor para todo lo que queremos los venezolanos”, agregó.
Los analistas han calculado que la participación estaría en cerca de los 10 millones de personas.

Así mismo, en zonas del oeste de Caracas, también se movilizaron miles de personas para votar en contra de la iniciativa de Maduro de elegir a fines de julio una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución.

La consulta popular, organizada por los partidos de oposición y la sociedad civil, pregunta además si la población apoya la intervención de las Fuerzas Armadas para “restituir el orden constitucional” y si desea un gobierno de unión nacional.

“Esta gente votó por Chávez, se cansó de él y de sus herederos. Maduro lo ha hecho muy mal y ahora pretende, con una Constituyente fraudulenta, ganar tiempo. Pero el tiempo se acabó”, agregó, Rafael Betancourt
Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia reciente. A la recesión económica se le suma una ola de protestas que acumulan tres meses y casi 100 muertos.

Reuters