Un troyano que se llama Remtasu es el responsable, no sólo en Colombia, sino en varios países de la región del robo de información a través de falsos correos electrónicos.

Según pudieron determinar los investigadores de la compañía ESET, el troyano Remtasu es la amenaza que está detrás de esta campaña, así como de varias otras en Colombia y también en otros países de la región.

Es un malware desarrollado para robar información sensible que esté almacenada en el portapapeles, o a través de la captura de los eventos del teclado con su funcionalidad de keylogger.

La información robada es almacenada en un archivo dentro de la máquina infectada, y luego es enviada a un equipo remoto del atacante. Desde 2015, Remtasu se hace notar en la región y sus engaños siempre hacen buen uso de la ingeniería social.

Las variantes que más se propagan utilizan nombres de entidades y empresas conocidas, como Falabella o Avianca, y en este caso el Simit, o palabras que llaman la atención de sus víctimas: “multa”, “factura”, “importante”, “obligación”, entre otras.

El cobro de multas y facturas pendientes de pago es, por lo tanto, uno de los señuelos habituales de Remtasu y la campaña actual de las fotomultas es un ejemplo más.

Los investigadores de ESET  descubrieron que, una vez que infectó al equipo, Remtasu lo convierte en un zombi, es decir, pasa a ser controlado por el atacante.

Los objetivos de esta red de equipos comprometidos pueden variar, pero las botnets generalmente se usan para enviar spam en forma masiva, distribuir malware, alojar contenido ilegal, minar criptomonedas o ejecutar ataques, todo lo cual es posible gracias al uso de todos esos recursos que pueden trabajar de manera conjunta y distribuida.

Se sabe  por los análisis anteriores que es altamente probable que sea administrada desde Colombia, porque allí está el servidor al que contacta la amenaza.

Es necesario contar con una solución de seguridad  que evitará que su computador se infecte con estos tipos de malware que se esconden en adjuntos y muchos otros más.