REUTERS/Stephen Lam

Desde 2009, Zuckerberg se ha fijado retos personales como visitar todos los estados de Estados Unidos, correr una milla diaria, aprender mandarín, entre otros. Este año el turno fue para Facebook.

El presidente ejecutivo de Facebook Inc, Mark Zuckerberg, se fijó como uno de sus objetivos para 2018 la protección de los usuarios de su red social de los abusos y el odio, así como defenderla de la interferencia de los países.

“El mundo se siente ansioso y dividido, y Facebook tiene mucho trabajo que hacer, ya sea proteger a nuestra comunidad del abuso y el odio, defender contra la interferencia de los Estados, o asegurarse de que el tiempo gastado en Facebook sea un tiempo bien usado”, resaltó el fundador de la red social.

Redes sociales como Twitter están recibiendo presión por parte de los reguladores y de la Unión Europea para tomar más medidas para acabar con los discursos de odio en sus plataformas.

“No evitaremos todos los errores o abusos, pero actualmente cometemos demasiados errores en la implementación de nuestras políticas y a la hora de impedir el mal uso de nuestras herramientas”, aseguró.

Facebook se ha enfrentado a duras críticas por no ser capaz de evitar que agentes rusos usaran su plataforma para interferir en la elección presidencial de Estados Unidos en 2016.

Zuckerberg ha condenado en repetidas ocasiones los intentos rusos para influir en las elecciones a través de publicaciones en Facebook y anuncios, y se comprometió a aumentar el gasto para solucionar el problema.