Durante cuatro años, la Secretaría de Integración Social ha logrado la inclusión en entornos educativos, laborales y productivos de 1.378 personas con discapacidad en Bogotá. La meta es llegar a 2.000 personas durante los últimos días de la administración.

Durante ese mimso período, se inauguró el primer Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social de personas con discapacidad. En este lugar, los beneficiados recibieron formación para el trabajo en áreas como gastronomía, diseño y confección, y competencias humanas. Los cuidadores también fueron capacitados en las aulas de formación. Para convertir este centro en una realidad se requirió una inversión mayor a los 2.000 millones de pesos.

Esta gestión también consistió en adaptar la educación según las necesidades de cada quién. En proceso de aprender a leer y escribir, además de terminar su bachillerato, se encuentran casi 8.000 adultos,algunos con edades superiores a los 80 años. Proyetos como estos han convertido a Bogotá en una ciudad libre de analfabetismo certificada internacionalmente.

Más de 20.000 estudiantes en condición de discapacidad se encuentran recibiendo su educación en colegios distritales, cuyos profesores han recibido la debida asesoría para brindar acompañamiento especial a estos alumnos.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Las labores de inclusión también han incluido la educación en centros de reclusión, tanto e menores como mayores de edad. Gracias a esta iniciativa, ahora se cuentan con esquemas de prevención para que las emociones no se vuelvan actos violentos.

Proyectos como los mencionado han hecho una Bogotá más educada. La capital colombiana tiene 10 puntos porcentuales más de acceso a educación superior que el resto del país. El alcalde, con apoyo del Concejo de Bogotá, logró duplicar la cantidad de recursos financieros dedicados a apoyar personas para entrar a la educación superior tanto en universidades como en programas técnicos y tecnológicos, de los que a diciembre se habrán beneficiado más de 27.000 jóvenes en la ciudad.