cien canchas sintéticas para Bogotá
Foto de: Alcaldía de Bogotá

Desde la localidad de Bosa, el alcalde Enrique Peñalosa hizo entrega oficial de la cancha sintética número 100. Con este regalo, la Alcaldía de Bogotá está cumpliendo de manera anticipada con la meta de escenarios deportivos, que tienen 8 millones de usos al año.

“Cada cancha de estas requiere 11 mil llantas molidas, eso quiero decir que esas llantas que antes veíamos en el espacio público, ahora están siendo utilizadas en esta canchas que benefician a todos los barrios y comunidades”, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa.

El mandatario celebró con la comunidad del parque Timiza la entrega de la cancha 100 en la ciudad, para que las personas se diviertan y tengan una vida sana a través del deporte.

“¿Por qué se hacen las canchas en pasto sintético? Porque es igual de importante para la seguridad como tener un CAI, además se vuelven espacios de reunión de la comunidad en torno al deporte, donde los héroes son los jóvenes que hacen deporte. Estas canchas se convierten en un símbolo”, afirmó el mandatario de la ciudad.

Esta cancha deportiva del Parque Timiza contó con una inversión de 2.506 millones de pesos que incluyó la adecuación de grama, cerramiento en malla eslabonada, malla contra impacto y malla en nylon.

“Desde que nos la entregaron hace unos días estamos entrenando todos los días desde las 7 de la mañana, se siente el cambio, y se ha crecido la demanda de chicos aquí en el barrio para entrenar. Al principio no lo creíamos, pero se hizo realidad, esta es la cancha 100, pero esperamos que se sigan abriendo espacios como estos en todo lado”, expresó Giovanni Esguerra, deportista del sector.

La localidad con más canchas sintéticas entregadas es Suba con 12, seguida de Kennedy con 10, Bosa con 9, Engativá con 9, Ciudad Bolívar 8, Puente Aranda 7, Tunjuelito 6, San Cristóbal 6, Usaquén 6, Usme 5, Teusaquillo 5, Antonio Nariño 5, Rafael Uribe Uribe 4, Fontibón 3, Santa Fe 2, Barrios Unidos 2 y Los Mártires 1.

Estos 100 escenarios deportivos entregados por toda la ciudad permiten 8 millones de usos al año.

“En tres años superamos nuestra meta. Los beneficios son inumerables en materia de seguridad, además tenemos más niños y jóvenes practicando deporte. La petición del alcalde fue clara: recuperar los parques para todos y así lo estamos haciendo, entregando escenarios deportivos como estos”, afirmó el director del IDRD, Orlando Molano.

Lea también: Conozca los cierres viales y desvíos por la temporada taurina 2019

Los beneficios de las canchas sintéticas

La apuesta de entregar canchas sintéticas en la ciudad trae múltiples beneficios en materia de optimización de recursos, reciclaje y menor contaminación.

El ahorro anual correspondiente al mantenimiento y recuperación de los 100 campos sintéticos, frente a los escenarios en grama natural, asciende a la suma de $2.669’085.209 aproximadamente.

Así mismo, la adecuación y construcción de los campos sintéticos ha permitido reciclar y sacar de la ciudad 439.206 llantas aproximadamente.

“Estas canchas utilizan llantas recicladas y las 100 ya entregadas han necesitado de más 400.000 llantas que hoy no están tiradas en las calles de la ciudad, sino aportando a hacer realidad estos escenarios deportivos”, informó el secretario de Ambiente, Francisco Cruz.

De otra parte, para regar un campo de grama natural se utilizan 30 m3 de agua por riego. Se requieren tres riegos a la semana para un total de 90 m3 semanales. En los 52 ciclos del año son 4.680 m3.

Con los campos sintéticos de Bogotá se están ahorrando 93.516 metros cúbicos de agua. Además de no requerir ni fertilizantes, ni pesticidas.

“Las canchas normales en un intenso verano como el que estamos viviendo requieren del riego de agua y aquí se están ahorrando más de 90 metros cúbicos semanales en estas 100 canchas, al año esto significa el consumo de agua de más de 3.000 personas en la ciudad, así que es un importante ahorro”, destacó el secretario de Ambiente.

Cada año la reparación de un campo de grama natural exige aproximadamente 1.200 m2 de gramilla nueva por campo. Un escenario sintético solo requiere reparaciones 8 años después de que se esté usando en condiciones normales.

Con los 100 campos sintéticos de Bogotá se están dejando de afectar 31,441 m2 de césped, que corresponden a cuatro (4) veces la gramilla de El Campín.

En cada reparación de campo natural se requieren aproximadamente 64 m3 de tierra negra. Con la adecuación de los 100 campos sintéticos de Bogotá se están dejando de extraer 2,500 m3 de este material, lo cual equivale a llenar una piscina olímpica.

Además, por reparación se aplican aproximadamente 150 kilos de fertilizantes y 50 kilos mensuales más de mantenimiento. Con la adecuación de los 100 campos sintéticos de Bogotá se dejan de aplicar a la tierra 29,950 kilogramos de fertilizantes.