La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional pusieron en marcha esta megaoperación en municipios de 22 departamentos y tres ciudades capitales.

En total se realizaron 50 diligencias de registro y allanamiento en las que, además de las detenciones, fueron incautados celulares, agendas y otros elementos indispensables para las investigaciones.

La articulación de capacidades investigativas y operativas de la Delegada para la Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, a través del Gaula, permitieron asestar el mayor golpe de 2019 a las redes criminales dedicadas al secuestro y a la extorsión en todas sus modalidades.

En la ofensiva denominada ‘Despertar’ participaron 811 unidades de policía y 24 fiscales de diferentes seccionales.

En total se realizaron 155 capturas en 50 diligencias de registro y allanamiento cumplidas en las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín; y en varios municipios de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Caquetá, Casanare, Cauca, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guajira, Huila, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, Tolima,  Santander, Sucre y Valle del Cauca, así como en la región de Magdalena Medio.

En los procedimientos fueron impactados los grupos armados organizados ELN, al que le fueron capturados en Norte de Santander cinco de sus presuntos integrantes vinculados a homicidios selectivos, cobro de extorsiones y hurto de hidrocarburos; y Clan del Golfo, con 11 detenciones en los departamentos de Córdoba y Antioquia.

Uno de los casos más destacados de la operación ‘Despertar’ se registró en Valle del Cauca. Desde la cárcel de Buga, un hombre identificado como Rafael Antonio Ríos Ramos, alias Chagualo, señalado cabecilla de la banda La Inmaculada, extorsionaba a sus víctimas valiéndose de una mujer de nacionalidad venezolana, identificada como Naycarlis Alejandra Briceño Bonilla, quien ejercía actividades de tipo sexual en las zonas de rumba de Tuluá.

‘Chagualo’ habría aprovechado la condición de ilegal de la mujer para convertirla en su pareja y cómplice. Ella, sería la encargada de abordar a las víctimas en discotecas para sacarles información que, posteriormente, era entregada a la organización delictiva para realizar extorsiones que podían llegar a los 40 millones de pesos.

De otra parte, en Antioquia se hicieron efectivas otras 14 capturas de presuntos integrantes del ‘Combo Simón Bolívar’, señalados de extorsionar a comerciantes y transportadores de la región.

En las audiencias concentradas, la Fiscalía logró que los jueces de control de garantías impusieran medidas de aseguramiento privativas de la libertada a 89% de los 155 capturados en la operación ‘Despertar’.