más de 16 mil desplazados en norte de santander
Foto de: Anadolu

Más de 16 mil personas de varios municipios del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, han resultado desplazadas debido a enfrentamientos entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y miembros de la banda criminal ‘Los Pelusos’, que se hace llamar Ejército de Liberación Popular (EPL), entre el 14 de marzo y el 5 de julio pasado.

Así lo alertó la oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (Ocha) en un informe, en el que recalca que se estima que cerca del 70% de familias desplazadas, de un total de 5168, “han retornado bajo su propio riesgo pese a la falta de garantías de seguridad, ante las pocas posibilidades de sustento en el lugar de recepción”.

Según los reportes de la Ocha, desde el inicio de las confrontaciones, al menos nueve civiles han resultado afectados por accidentes con minas antipersonal y munición sin explotar, y por lo menos tres han sido víctimas militares.

“La presencia de minas antipersonal y munición sin explotar y artefactos explosivos improvisados ha aumentado, lo que genera restricciones a la movilidad y al acceso en algunos caminos veredales, y alrededores de centros educativos rurales”, advirtió.

La oficina también resalta que hay aproximadamente 4.000 indígenas Barí, pertenecientes a 25 comunidades de cuatro municipios, que “continúan en riesgo de volver a confinarse” tanto por amenazas, como por la persistencia de combates en lugares cercanos a los resguardos y presencia de minas y demás artefactos explosivos.

“De 44.829 niños, niñas y adolescentes afectados en su derecho a la educación, desde el inicio de la crisis, más de 2.900 niños y niñas continúan desescolarizados”, agrega.

Los municipios afectados son El Carmen, Convención, Teorama, El Tarra, Tibú, San Calixto, Hacarí, La Playa de Belén, Ábrego, Ocaña y Sardinata, al norte del departamento.

Los combates en las últimas horas en Teorama, dejan al menos cuatro civiles heridos.