De 1.400.000 copropiedades que hay aproximadamente en Bogotá, solo el 17 % cuentan con pólizas de áreas comunes. Según Fasecolda, esta cifra es muy baja para el total de conjuntos residenciales que hay en la ciudad y más cuando este seguro es obligatorio.

Según lo manifiesta Fasecolda, es muy preocupante que se ponga en riesgo el patrimonio de quienes tienen una vivienda en conjuntos residenciales por el desconocimiento de la importancia del seguro de copropiedades.

Ingrid Vergara, directora de comunicaciones y mercadeo de Fasecolda, asegura que: “lo importante a tener en cuenta es que si llegase a suceder un evento catastrófico como un incendio o un terremoto estas personas estarían cubiertas y podrían reponer fácilmente estas copropiedades”.

Por esta razón, el gremio de las aseguradoras, hace un llamado para que los copropietarios y administradores de conjuntos residenciales conozcan más sobre este tipo de pólizas y el beneficio de proteger los bienes comunes.

Es importante que las personas reconozcan que las áreas comunes son aquellas como parques, pasillos, portería, salón comunal, parqueaderos, plazoleta, y que los bienes comunes están relacionados a las vigas, ventanas y fachadas. Por eso la importancia de tener estos espacios asegurados ante un desastre.

Ante este panorama, la invitación para copropietarios y administradores de conjuntos es proteger el patrimonio de quienes viven en estos sitios.

Por: Freddy Carrera