colillas de cigarrillos en Bogotá
Foto de: Kienyke

Las colillas de cigarrillos siguen siendo un problema ambiental para la ciudad. Anualmente, recogen de la vía pública 324 toneladas de filtros de este producto; es decir, al día los ciudadanos arrojan más de 5 millones de estos desechos al suelo.

Las autoridades ambientales hacen un llamado a los ciudadanos a que no boten las colillas en las calles porque pueden terminar en alcantarillas y podrían ir a los mares, lo que aumentaría la contaminación ambiental por su alto nivel de toxicidad.

“Estos elementos no son biodegradables, su tiempo de vida oscila entre 8 meses y 10 años. Además, una colilla que se arroja en la ciudad puede terminar en alguna playa de Colombia, pero también hay un efecto ecotoxico. Entre cinco y ocho colillas pueden volver un litro de agua ecotoxico [...]”, dijo Óscar López, subsecretario de Ambiente de Bogotá. 

Por Juan Sebastián Sandoval