A una cárcel de Bucaramanga fue enviado el presunto asesino de la chilena Ilse Ojeda. Una juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento intramural contra Juan Valderrama. La medida se tomó luego de que Medicina Legal confirmara que los restos óseos hallados en Ríonegro, Santander, corresponden a la sargento.

La fiscal del caso solicitó la medida, argumentado que Valderrama podría obstruir la investigación y además por que representa un peligro para la sociedad.

Durante la audiencia la abogada defensora pidió valoración psicológica y psiquiátrica a Valderrama con el propósito de declararlo como no imputable, pero la solicitud fue negada, ya que ese requerimiento se debe hacer en otra etapa del proceso.

Valderrama deberá responder por los delitos de desaparición forzosa agravada, feminicidio agravado y ocultamiento de material probatorio