Bogotá Semana Santa

La Alcaldía de Bogotá tiene todo listo para que ciudadanos y turistas disfruten de un sinnúmero de actividades en Semana Santa. Más de 50 conciertos, 10 rutas sagradas y proyecciones de cine en el Planetario y en la Cinemateca Distrital componen la oferta cultural durante estos días.

Además, toda la institucionalidad estará disponible para atender cualquier eventualidad.

En esta Semana Santa, Bogotá espera recibir a más de 217.000 turistas nacionales e internacionales.

“Aquí en Bogotá es la única ciudad donde realmente ustedes se sienten en casa, además de la propia, porque aquí Bogotá es una ciudad de gente de todos los rincones de Colombia, aquí van a tener toda clase de actividades culturales, comerciales, recreacionales, restaurantes, paseos a los cerros, actividades en bicicleta”, afirmó el alcalde Enrique Peñalosa.

Para conmemorar la Semana Mayor, la ciudad adelantará actividades culturales, deportivas y religiosas.

“Tendremos 50 conciertos en 10 localidades de la ciudad, 12 conciertos absolutamente gratuitos y dos ensayos totalmente gratuitos de la Orquesta Filarmónica de Bogotá”, indicó María Claudia López, secretaria de Cultura de Bogotá.

También habrá recorridos a los monumentos sagrados:

“Recorridos guiados gratuitos de lunes a viernes, dos veces por día. Esos recorridos van a comenzar desde el punto información turística del centro histórico y terminan digamos en la carrera Séptima con avenida Jiménez”, comentó Andrés Calderón, director del Instituto Distrital de Turismo.

Orlando Molano, director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte, recordó que “el sendero alterno va a estar disponible el jueves y el viernes, dependiendo por supuesto de la afluencia de personas. Nosotros vamos a tener sendero abierto de 5 de la mañana a 1 de la tarde para subida y a las 4 de la tarde para bajada”.

Los turistas también podrán recorrer los 15 humedales que hay en la ciudad y las 14.000 hectáreas de los cerros orientales, donde las caminatas serán supervisadas por la Secretaría de Ambiente y el Idiger.

Por: Jessica Cedeño