Le contamos la historia de Valentina Tobar, una adolescente bogotana que entrena duro con la esperanza de debutar algún día en una liga profesional colombiana que ofrezca garantías.

Desde muy pequeña se enamoró del fútbol gracias a su abuelito y a su hermano, a todos nos ha gustado mucho el fútbol y pues más que todo Santa Fe, entonces desde ahí empecé a entrena y a jugar en la escuela de Santa Fe", dijo Valentina Tobar.

Y así inició su vida como jugadora. Hoy hace parte de la categoría 2006 del cuadro cardenal y es volante, así que su jugadora favorita es una leona que hoy se destaca en el exterior.

"Me gusta mucho como juega Leicy Santos porque juega de 10, pero también es como yo que juega de volante de creación, que reparte juego hacia las delanteras".

Así como muchas otras jóvenes, Valentina sueña con ser futbolista profesional y que la liga local por fin se consolide.

"También deberían ponerle atención a toda la Liga Femenina porque también hay mucho potencial y hay gente que también se esfuerza mucho para llegar a ser muy grande como jugadores hombres profesionales de fútbol".

Valentina cree que es por la lucha y el empeño de las mujeres futbolistas que Colombia merece ser sede del mundial, "yo creo que Colombia podría ser capaz de ser sede de un mundial porque el fútbol se ha incentivado mucho en los últimos tiempos y se ha motivado a mucha gente, hay muchas escuelas que ya tienen sus equipos femeninos".

Ella es uno de los tantos talentos del fútbol femenino, ese que merece mayor atención. En 2019 sólo se transmitió por televisión el 14% de los Juegos de la Liga y el 70% de las jugadoras firmó contratos de apenas 3 meses o menos, situaciones que deben cambiar.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.