Este martes, el alcalde Enrique Peñalosa reiteró su compromiso con los habitantes de las zonas aledañas al relleno Sanitario Doña Juana, por lo que aseguró que se han venido realizando las labores necesarias para mitigar las afectaciones provocadas en las últimas semanas.

Sin embargo, una vez se conoció la planeación de protestas a propósito del cumplimiento de los 20 años del derrumbe del relleno sanitario Doña Juana, el Alcalde aseguró que el Distrito respeta y garantiza el derecho a la protesta, pero no permitirá que se bloquee el sistema de transporte masivo ni se afecte la movilidad de los bogotanos, así como que se impida el acceso de los camiones recolectores de basura al relleno.

“Respetamos el derecho a la protesta y vamos a garantizarlo. Sin embargo, solicitamos encarecidamente que no vayan a utilizar niños en esta protesta, que no vaya a haber ningún bloqueo en el sistema de transporte masivo ni en la entrada al Relleno Doña Juana”, dijo el alcalde.

Adicional a esto, se confirmó que durante este miércoles cerca de 120.000 niños de las localidades de Usme y Ciudad Bolívar no tendrán clase, con el fin de proteger a los menores de edad, por lo que pidió que no hubiera presencia de estos durante las protestas, de lo contrario se “aplicarán sanciones severas, ya que esta práctica es muy peligrosa y grave”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Por su parte, Miguel Uribe, secretario de Gobierno, destacó que en varias oportunidades la Alcaldía de Bogotá ha tratado dialogar con los organizadores del paro, pero estos no han asistido.

“Hemos tenido una voluntad permanente de diálogo en la que hemos querido no solamente resaltar y evidenciar las medidas que se han tomado por parte de la Alcaldía, sino que podamos llegar a un acuerdo que garantice la normalidad en el marco del paro”, añadió.