Foto tomada de la página de la Secretaría de Salud.

La Alcaldía de Bogotá a través las Subredes Integradas de Servicios de Salud, reinició la construcción de la más moderna torre de urgencias que tendrá la capital del país y que estará ubicada en el hospital Occidente de Kennedy. La megaobra supera los 34.000 millones de pesos de inversión y beneficiará a más de 2’000.000 de personas.

La Subred Integrada de Servicios de Salud Sur Occidente adjudicó el proyecto al Consorcio Quirón, empresa que se encargará de actualizar, complementar y ajustar los estudios y diseños, al igual que de realizar la megaobra en el marco del proyecto de Reforzamiento y Ampliación del Hospital Occidente de Kennedy.

El cronograma de ejecución del contrato será de 17 meses, de los cuales seis corresponden a la validación y ajuste de diseños arquitectónicos, estudios técnicos existentes y trámite de la licencia de construcción. En los 11 meses restantes se realizará la obra.

Buggy Rollin

¿Te atreverías a bajar una montaña usando ruedas en todo tu cuerpo? Descubre la fantástica historia del Buggy Rolling en nuestro país → Más historias en conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 9 de diciembre de 2018

 

Finalizaron las obras de estabilización de terreno – Fase 1

En la actualidad, la administración del alcalde Enrique Peñalosa finalizó la primera fase de la construcción de la torre de urgencias del hospital de Kennedy, que consistía en la estabilización del terreno y sellado de filtraciones en los muros de los sótanos 1 y 2, de la estructura existente, que por el abandono se encontraba totalmente inundada.

Para el sellado de filtraciones se inyectaron polímeros (químico plástico), que reacciona al contacto con la humedad del terreno y se convierte en una espuma de alta densidad que se incrusta en las porosidades de estas estructuras, sellando el paso de agua al interior de los sótanos.

Atendiendo las especificaciones técnicas del geotecnista e ingeniero estructural se realizó la estabilización del terreno, mediante inyecciones de mortero líquido (mezcla de cemento y agua) en el perímetro de la estructura construida (sótanos), cuya mezcla generó una consolidación del terreno perimetral a la construcción.

También se efectuó limpieza de los sótanos, retirando gran cantidad de material particulado acumulado, producto de las fallas identificadas que obligaron a la intervención.