A pocos días de las elecciones presidenciales y con unos resultados virtuales propuestos por las encuestas, en Opina Bogotá se abre el espacio para el debate acerca de los posibles ganadores y si habrá una segunda vuelta.

Sandra Borda aseguró que los datos de las encuestas son imperfectos “sin duda habrá segunda vuelta en las elecciones”, además que en un panorama como el actual, todos los colombianos están con la misma incertidumbre acerca de quiénes son los que pasarán.

Por su parte, Luz María Sierra asegura que: “estoy totalmente convencida de que habrá segunda vuelta en las elecciones presidenciales. Los dos que van a pasar son Iván Duque y Gustavo Petro” y no descarta que Sergio Fajardo se le “cuele a Petro en la segunda vuelta”.

“El candidato que más expectativas tenía al inicio de la campaña era Germán Vargas. Hace un año nadie dudaba que sería el próximo presidente. Hoy, no tanto”, dijo Borda y además aseguró que la segunda vuelta es muy segura porque los candidatos “no creo que haya nadie que tenga una capacidad electoral tan grande como para ganar las elecciones en primera vuelta”.

Sin embargo, Luz María Sierra asegura que la capacidad y experiencia de Vargas Lleras son muy importantes  “es como si tuviera el Estado en la cabeza, se equivocó al apostarle a ser el rey de la maquinaria, algo difícil desde el punto de vista de la opinión”.

Sierra explicó que en la segunda vuelta se definirá si hay más antiuribismo o antipetrismo en el país, “el voto vergonzante no necesariamente significa el voto de la maquinaria, ese no se mide. La maquinaria está tremendamente sobrevalorada en este país”, explicó.

Borda explicó lo interesante con Gustavo Petro  y la manera en que los analistas han docho que ya alcanzó el techo, pero sigue creciendo “ha tenido una promesa interesante, la de activar a los jóvenes en el escenario de la política, configura algo nunca antes visto en Colombia. Un candidato de la izquierda dura que también puntea en las encuestas”, afirmó.

Sierra opina que Petro “ha logrado identificarse con el pueblo, sus frustraciones y esperanzas, en contra tiene su falta de ejecución; su falta de convertir en hechos todas las palabras que dice”.

En cuanto a Iván Duque, Sandra Borda asegura que es un hombre interesante “Ha lidiado con el peso de Uribe Vélez, construyendo su propio discurso político sin contradecir a su jefe político”.

Aseguró Borda que Duque no tiene la experiencia en el sector público que sí tienen el resto de candidatos, pero tiene a Uribe, el gran elector de este país “prácticamente ha ganado todas las elecciones a las que se ha presentado”.

Luz Marina Sierra por su parte, afirmó que en un país tan polarizado, quienes no quieren al expresidente no votarán por Duque y le generarán ruido:, lo que ve como un tropiezo en su carrera a la casa de Nariño.

“La adhesión de Viviane Morales a Duque tiene una incoherencia de fondo. Al aceptarla en esa coalición, ¿en qué quedan las denuncias de ella a las piezas fuertes del uribismo?”, dijo Sierra.

Por su parte Borda dijo que: “lo preocupante de Viviane Morales y Ordóñez en la campaña uribista es que suponen un cluster de temas como la religión y los derechos LGBTI, mezclados con agenda política, algo que seguirá polarizando al país”.

En cuanto a Sergio Fajardo, Sierra aseguró que él es quien representa muchos valores que representan a los colombianos, como la lucha anticorrupción “no movilizó el miedo de la gente a la corrupción, una problemática que está acabando con el Estado colombiano”.

Borda explica que Fajardo “se enfrenta con algo, y es que vender un discurso de centro en un país tan dividido es algo muy difícil, a la campaña de Fajardo es a la que más le cuesta comunicar sus ideas a la sociedad”.

En cuanto al candidato Humberto de la Calle, Borda aseguró que tiene un gran peso por su asociación al proceso de paz. En su contra tiene que es asociado con el legado del Gobierno Santos y tiene graves problemas con su candidatura por el Partido Liberal”.

Sierra aseguró que “para de la Calle es una gran dificultad representar la paz. A eso se le sumaron muchísimos errores, como la  Consulta Liberal o la adhesión de Clara López”, además, dijo que la guerra interna del Partido Liberal también es leída por la gente.

Borda aseguró que: “de la Calle hubiese sido un candidato independiente fantástico, pero terminó contaminado por el respaldo del Partido Liberal” y Sierra expresó que lo anterior hace que se vea un candidato sin seriedad y por eso no le han salido bien las cosas.

Conclusiones

Borda afirmó que a diferencia de campañas anteriores, el conflicto armado no definirá las elecciones “pensé que el tema de Venezuela iba a copar más la agenda nacional y la verdad está un poco relegado”.

Sierra aseguró que la gente saldrá a votar más en la segunda vuelta, porque allí es donde está lo definitivo, “el que logre posicionar un discurso sobre el tema que más temor produce a los colombianos, será el próximo presidente”.