Foto: @angelesbta.fsc

Ángeles de Bogotá se prepara para jugar una final más en el microfútbol colombiano. La escuadra de la capital visita al equipo Caciques del Quindío en un partido que promete muchas emociones por la experiencia de ambos conjuntos en el fútbol de salón profesional.

Los jugadores de Ángeles quieren que el episodio sufrido ante Visionarios de Sincelejo quede atrás. El plantel bogotano está decidido a pelear por el título del microfútbol profesional.

“Concentrados, un equipo muy sólido de mucha experiencia. Hay jugadores que han jugado muchas finales en este torneo. En lo físico llega un momento en que le cuerpo llega a exigir, pero toca estar bien mentalmente. Esperamos estar a tono el sábado para conseguir un resultado positivo y ratificar por qué Bogotá es potencia en este deporte”, dijo Jhon Pinilla, jugador de Ángeles.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

El primer partido de la final se jugará en la difícil plaza de Calarcá. La vuelta será el próximo viernes 14 de septiembre en el Coliseo Cayetano Cañizares de la localidad de Kennedy.

“Hay que hacer un partido inteligente, defendernos de la mejor manera. Creo que la parte va a ser cuando tengamos le balón, es un equipo que no deja jugar mucho por su cancha. Jugar tranquilos, que un empate es un resultado positivo para nosotros”, dijo Jhon Pinilla, jugador de Ángeles.

“Creo que es un rival difícil, ya es la tercera final que juegan y ellos quieren quedar campeones. Este equipo de Ángeles se conformó para obtener este título. Queremos revalidar lo hecho en el transcurso del torneo para sacar un buen resultado”, dijo William Estupiñán, jugador de Ángeles.

Los bogotanos enfrentan el juego con una nómina de 12 jugadores, pero sin su entrenador Marcos Cuadros, quien fue expulsado en la semifinal. Suerte a los capitalinos que quieren hacer brillar su primera estrella en el firmamento.

Por: Juan Camilo León