Familia Embera
Imagen de referencia tomada de: Alcaldía de Bogotá.

Bogotá ha recibido personas del pueblo Embera víctimas del conflicto armado interno o de otros tipos de desplazamientos como el económico desde hace más de 20 años.

Desde entonces se han realizado multiples esfuerzos para que los miembros de este pueblo puedan volver a su territorio. Sin embargo, la persistencia del conflicto armado, los intereses asociados a su territorio y la pobreza que en ellos existe siguen generando un desplazamiento que, a cuenta gotas, va poniendo en riesgo la pervivencia cultural de dicho pueblo.

Entre el 1 de enero de 2020 y el 16 de julio de 2021, al menos 422 familias, que equivalen a 1.239 miembros del pueblo Embera, han llegado a Bogotá por diferentes causas, muchas de ellas asociadas a la persistencia del conflicto armado interno.

Ayudas brindadas a la comunidad Embera

Los miembros de este pueblo se vieron especialmente afectado por la pandemia del COVID-19, estando en riesgo su seguridad alimentaria y lugar de alojamiento. En octubre de 2020, 128 familias pudieron conseguir un lugar digno de habitación gracias a subsidios, por la intervención de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, dependencia de la Secretaría General, que hasta el mes de julio había cubierto 1.001 meses de arriendo para ellos, por un valor de 385 millones de pesos.

En abril de 2021 se repitió la situación. Esta vez, con un grupo adicional de 102 familias de miembros del pueblo Embera. Estas familias han recibido hasta este 20 de julio, un total de 306 meses de arriendo, por un valor de 92 millones de pesos.

En total, la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas ha aportado para la crisis social que vive el pueblo Embera un total de 1.307 meses de arriendo, con un valor de 477 millones de pesos, con los que se han atendido a 230 familias (7.232 personas).

Lo anterior no incluye la principal obligación misional de la ACPVR, que consiste en otorgar Ayuda y Atención Humanitaria Inmediata a personas que han sufrido recientemente violaciones en el marco del conflicto armado. Por este concepto, la Alta Consejería atendió a 293 hogares (1.002 personas), con un valor de 329 millones.

Actualmente en la ruta de Atención y Ayuda Humanitaria Inmediata, hay 52 familias (135 personas) que cuentan con alojamiento y alimentación por parte de la entidad. En total, entre el 1 de enero de 2020 y el 16 de julio de 2021, la ACPVR, ha dispuesto de 815 millones para la atención del pueblo Embera.

Aunando esfuerzos con el Gobierno Nacional 

Como resultado del acuerdo firmado el día 15 de julio de 2021, la Consejería se comprometió a pagar hasta dos meses adicionales de arriendo para los miembros de este pueblo que se encuentran en Bogotá.

Sin embargo, la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas manifiesta su preocupación ya que las condiciones económicas, sociales y de seguridad en los territorios ancestrales del pueblo Embera no garantizan su permanencia en condiciones dignas en el territorio, y el desplazamiento del pueblo Embera hacia la capital pone en grave riesgo su pervivencia cultural.

Como desarrollo de este ejercicio de articulación, los próximos 5 y 6 de agosto se llevará a cabo en Bogotá una conversación con las autoridades tradicionales del pueblo embera.

Este ejercicio será liderado por el Gobierno Nacional para que bajo sus competencias orienten y definan una ruta que reconozca las particularidades del retorno del pueblo embera que se encuentra en Bogotá.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.