De 350 monumentos que hay en Bogotá, 200 han sido recuperados. Los rayones, pinturas y daños a estas piezas significan un detrimento en el patrimonio mueble de la ciudad. Sin embargo, la Brigada de Atención a Monumentos (BAM) tiene como objetivo conservar y proteger estos elementos.

Desde su creación en 2017, este equipo ha logrado recuperar más de 200 monumentos, y se espera alcanzar los 250 antes de que termine el 2019. Para determinar este objetivo, el BAM a principio de año recorre las 20 localidades de la capital para diagnosticar cuáles esculturas han sido perjudicas y deben ser atendidas.

Juliana Sánchez, restauradora de patrimonio cultural mueble, hace parte del equipo de seis personas en campo que trabajan en la brigada. Arquitectos y restauradores hacen parte de este grupo de trabajo en algunas ocasiones.

De acuerdo con Juliana, deben estar preparados para trabajar sobre diferentes materiales: “Siempre tenemos en cuenta que intervenimos tres tipos de monumentos: los de metal, piedra arenisca y mármoles o concreto”. 

Por esa razón, la brigada cuenta con todo tipo de solventes para remover las múltiples tintas con las que rayan los monumentos. Cada vez que salen a recuperar una de las esculturas que hace parte de la memoria bogotana, llevan disolventes , jabón neutro, brochas, cepillos y una piedra especial que le permite quitar rayones profundos y un tanque con capacidad de 1.000 mililitros para retirar los productos.

El proceso, que requieres paciencia y cuidado, tiene como objetivo salvaguardar el patrimonio y la memoria. "“Lo que hacemos es conservar y mantener la memoria nuestra”, agrega Juliana.

Encuentre más historias en conexioncapital.co/profesiones-insolitas/

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.