Para adoptar a un perro se deben tener en cuenta varias características tanto de la persona que va a comenzar una vida con un animal de compañía, como con el perro que vaya a escoger.

Es esencial entender que cuando se adopta a una mascota, se está ayudando no solo a una, sino a dos. En cuanto usted acoja a un perro adoptado, la protectora podrá recoger y darle ese lugar a otro perro que esté necesitando ser atendido por una organización que vele por sus necesidades. Si quiere hacer parte de las personas que logran acabar el maltrato, lo primero que puede hacer es adoptar, en vez de comprar.

Abandonos sin razón

En estas protectoras de animales, no entienden de razas ni de edades, ellos contemplan a cualquier criatura que vean en deambulando por las calles. Por esto, no hay ningún prototipo de perro que usted pueda llegar a decir: “quiero este o aquel porque es raza tal”, lo que sí es seguro es que va a encontrar a un perro que pueda darle a usted, mucho cariño del que él ha sido menos favorecido.

Lo que normalmente la gente piensa es que los perros que son abandonados es por alguna razón, es decir que son de mala raza, o son peligrosos u otra. Sin embargo esto es totalmente incierto. Las personas abandonan perros por múltiples opciones y hasta pueden tener una actitud pulcra sin llegar a pensar que de adiestramiento.

Aspectos a tener en cuenta

Buggy Rollin

¿Te atreverías a bajar una montaña usando ruedas en todo tu cuerpo? Descubre la fantástica historia del Buggy Rolling en nuestro país → Más historias en conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 9 de diciembre de 2018

KienyKe.com conversó con Claudia Benavides, veterinaria de Clínica Veterinaria Dover quien describió en varios aspectos sobre lo que un nuevo dueño de un perro abandonado debe actuar con este.

El saber que adoptar una mascota trae muchos cambios no solo la persona sino a la mascota, es el primer punto para cualquier primerizo. “El hecho que el perro no conozca su nuevo hogar, ni mucho menos a su amo, implica que este maneje estrés”, como la experta dice, el perro puede manejar muchas facetas. “Puede que se mostrarse feliz y sobre todo activo al encuentro con los humanos, o por el contrario que se muestre distante y temeroso”.

Sin embargo, Benavides asegura que “en cualquiera de los dos casos se le debe proporcionar al perro un ambiente tranquilo, donde el pueda explorar todo el espacio y que escoja por sí mismo que quiere permanecer con cualquier persona que lo rodee”.

Por otro lado, para que el perro se sienta como en casa, Claudia menciona que vale la pena comprarle una cama y sus propios implementos de aseo como de relajo, debido a que ellos están acostumbrados a vivir en jaulas. “Al ellos estar todo el tiempo encerrados, pueden sufrir de ansiedad y por eso, tenerles juguetes, huesos y de más, es una opción perfecta para que ellos solos puedan manejar sus procesos y tranquilizarse”.

En cuanto al manejo de collares y correas, la veterinaria explica que como ellos no han estado acostumbrados a que los paseen, van a responder de forma agresiva o en cualquier otro momento, no va a ser de todo el agrado para el perro. Lo que ella menciona es que pueden utilizar “refuerzos positivos”, como galletas o dulces para perros, esto les hará entender que están haciendo un plan positivo y no negativo para sus vidas.

Por último, Benavides enuncia lo importante que es llevarlo al veterinario para que él haga los exámenes que el perro necesite para saber si tiene algún problema genético y tratarlo de inmediato.