Este viernes, Francisco Santos renunció a su cargo como embajador de Colombia en Estados Unidos. A través de una carta que envió al presidente Iván Duque indicó que "Con la satisfacción de la labor cumplida, hoy me permito presentarle mi renuncia a este cargo". 

El ahora exembajador agradeció la confianza que el presidente depositó al nombrarlo en este cargo, y destacó que "Fue un honor para mí contribuir al fortalecimiento de la relación de Colombia con EE.UU., y en la recuperación de la confianza en la palabra de nuestro gobierno".

En la carta de renuncia, Santos resaltó algunos de los logros que se obtuvieron, entre ellos los $ 5.000 millones de dólares que Estados Unidos invertirá en zonas de Colombia que han sido afectadas por el narcotráfico. También mencionó que se incrementó de manera sustancial la ayuda económica anual para Colombia y destacó que en términos de comercio se eliminaron graves irritantes como el de la chatarrización y se abrió la puerta a inmensos negocios agroindustriales.

Al cierre de la carta, Francisco Santos mencionó: "Pienso que ha llegado para mí, el momento de recuperar la posibilidad de opinar con liberad sobre la interesante y desafiante coyuntura que está viviendo nuestro país y que reclama plena Franqueza".