Al menos 44 personas han muerto en dos incendios forestales a lo largo del estado de California, dejando tras de sí senderos de destrucción y quemando las casas de miles de personas.

En el norte de California, la cifra de muertos por cuenta del Camp Fire se elevó a 44 después de que se recuperaron 13 restos humanos, dijo el Sheriff del Condado de Butte, Kory Honea, en una rueda de prensa este lunes.

“Este es el incendio más mortífero en la historia de los incendios forestales en Estados Unidos”, declaró Honea.

El incendio ha convertido más de 6.400 estructuras en escombros y ha quemado 110.000 acres de tierra.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El Incendio Woolsey, en el sur de California se sumó a la cifra de muertos del estado, matando a dos personas mientras atravesaba los elegantes barrios de Malibú. El incendio ha quemado más de 85.000 acres, y junto con el Incendio Hill, que ha provocado la evacuación de aproximadamente 250.000 residentes.

En el condado de Butte se declaró estado de emergencia por el Incendio Camp, al igual en Los Ángeles y en el condado de Ventura por el Incendio Hill y el Woolsey.

La Casa Blanca emitió una declaración de emergencia para el estado, diciendo que el Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) coordinarán todos los esfuerzos de ayuda en casos de desastre.

Sin embargo, el gobernador de California, Jerry Brown, solicito una declaración de emergencia más grande al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidiendo al gobierno federal que asigne más fondos al estado para esfuerzos de socorro, así como para un proceso de reconstrucción.

“Esta no es la nueva normalidad, esta es la nueva anormalidad”, dijo Brown en una rueda de prensa. “Y desafortunadamente, lo mejor de la ciencia nos está diciendo que la aridez, el calor, la sequía, todas esas cosas, se van a intensificar”.

Los comentarios del gobernador se dieron en respuesta a Trump, quien tuiteó que los incendios estaban siendo mal administrados por California.

“No hay ninguna razón para estos incendios forestales masivos, mortales y costosos en California, excepto que el manejo forestal es tan deficiente. Miles de millones de dólares se dan cada año, con tantas vidas perdidas, todo debido a la mala gestión de los bosques. ¡Remedio ahora, o no más pagos de la Fed!” escribió Trump.

El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) emitió advertencias de bandera roja, la alerta de incendio de más alto nivel, en todo el estado que se extiende desde la frontera norte con Oregón hasta la frontera sur con México.

La temporada de incendios en California por lo general se extiende desde mediados del verano y dura hasta mediados de octubre, sin embargo, los expertos ahora dicen que puede esperarse durante todo el año.