Actos de vandalismo se registraron este miércoles en la Plaza de la Mariposa, en el centro de Bogotá. Cinco articulados y 15 puertas de diferentes estaciones de TransMilenio quedaron afectadas.

Los disturbios se presentaron, según las autoridades, porque los comerciantes se opusieron a los operativos contra el contrabando que se adelantó en esa zona de la ciudad.

 

”No podemos aceptar que esa sea la reacción, tanto la Policía como la Fiscalía están trabajando en los procesos de judicialización. Afortunadamente tenemos un sistema de TransMilenio que reacciona ante todos estos daños y ya hay una recuperación de los más de cinco buses afectados y las más de 15 puertas que tuvimos ayer vandalizadas”, dijo Jairo García, secretario de Seguridad

Todo ocurrió por los operativos contra el contrabando realizados por la DIAN en los establecimientos comerciales realizados en el centro de Bogotá.

 

“Tenemos clara la responsabilidad de hacer control y vigilancia sobre los establecimientos y vamos a estar haciendo el proceso. Por supuesto toda la colaboración que podamos tener para obtener resultados prontos es bienvenida”, agregó el secretario de Seguridad.

Por su parte la Secretaría de Seguridad informó que, trabajarán de la mano con la Policía Fiscal y Aduanera para evitar que actos como los registrados no se vuelvan a presentar. Y advirtieron que seguirán realizando controles a licor y mercancía de contrabando.

“Allí la Dirección de Impuestos y Aduanas de Bogotá dispuso una visita a cinco bodegas sobre las cuales a partir de una denuncia en la que estarían involucradas en el acopio, distribución y comercialización de mercancía procedente del contrabando. Se resaltan confecciones, perfumes, calzados y licores, por lo cual se realiza el procedimiento en el que no hubo irregularidades”, aseguró el brigadier general Juan Carlos Buitrago Arias, director Policía Fiscal y Aduanera.

La Secretaría de Seguridad, analiza los videos para dar con los responsables de estos actos vandálicos que afectaron la tranquilidad en el centro de la ciudad.

Por: Carolina Beltrán