La comunidad sigue consternada frente presunto abuso sexual que sufrieron dos jóvenes en la localidad de Santa Fe, en inmediaciones del Parque Nacional. Una de las mujeres ya fue dada de alta, mientras que las autoridades recopilan evidencias para dar con los responsables.

En las últimas horas, la mayor de las jóvenes, fue dada de alta del hospital San Ignacio, donde fueron trasladas tan pronto las encontraron. Familiares confirmaron que Medicina Legal entregó los primeros análisis de la investigación.

”Lo poco que sabemos, que vimos, pues confirma de que sí hubo abuso”, señaló la hermana de la víctima.

Lo que comenzó como una aventura terminó en tragedia, esa es la historia de dos mujeres caqueteñas que decidieron salir y andar por Bogotá con el fin de conocerla en horas de la noche del pasado lunes.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

La hermana de una de las víctimas relató que su familiar de 18 años de edad salió en horas de la noche de su casa en compañía de su novio y una amiga de 17 años, quien recién había llegado de Florencia, Caquetá.

“Salieron de la casa, compraron algunos alimentos y se dirigieron al Parque Nacional. Allá estaban disfrutando del ambiente, cuando cuatro hombres aparecieron, los despojaron de sus pertenencias y fueron abusadas sexualmente”, confirmó la hermana de la víctima.

Según el relato, los hombres decidieron subir a las dos jóvenes y su acompañante a un sitio montañoso y oscuro, en medio de la vegetación le pegaron al joven, lo amarraron y abusaron de ellas.

“A él lo golpearon mucho, él tuvo que presenciar todo lo qué pasó entonces pues está muy afectado”, confirmó la hermana de la víctima, quien también confirmó que las entidades distritales han estado al frente de la investigación y en acompañamiento constante las víctimas y sus familiares.

Entre tanto, Adriana Cely, hermana de Rosa Elvira Cely, asesinada en el 2012 muy cerca al lugar en donde abusaron a las jóvenes, insiste en la importancia de contar con un alumbrado y mayor presencia policial en esta zona del oriente de Bogotá.