REUTERS/Yves Herman
REUTERS/Yves Herman

Cientos de miles de partidarios de una España unida llenaron las calles de Barcelona este domingo, en una de las mayores demostraciones de fuerza de quienes se oponen a la independencia de Cataluña promovida por los líderes políticos regionales.

En la manifestación, que partió al mediodía desde el turístico Paseo de Gracia, se veían pancartas que afirmaban "Más puentes, no más muros" o "Gracias España, Cataluña te ama", y se oían cánticos de "Viva España" y "Yo soy español, español".

"Yo soy más catalán que Puigdemont", dijo en catalán Francisco Sarriá y Solé, un empresario de 65 años. "Están llevando a Cataluña a la ruina y enfrentando a una mitad de los catalanes contra la otra", añadió.

Los organizadores cifraron la asistencia a la marcha en más de un millón de personas, mientras que la Guardia Urbana de Barcelona calculó unas 300.000.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Se cree que los partidos políticos proindependencia no volverían a conseguir una mayoría absoluta en una nueva elección, según una encuesta de opinión publicada el domingo, la primera que se conoce desde que Madrid convocó elecciones regionales para tratar de resolver su peor crisis política en cuatro décadas.

Encuestas y elecciones recientes han mostrado que cerca de la mitad del electorado en la rica región del noreste, que ya es autónoma, se oponen a la división de España.

El gobierno español convocó el viernes a elecciones para el 21 de diciembre después de destituir al presidente de Cataluña -Carles Puigdemont-, disolver su parlamento y cesar a todo el gobierno. Las medidas siguieron a una declaración de independencia en el Parlamento catalán mediante una votación que fue boicoteada por los partidos nacionales.

El ejecutivo catalán ha dicho que tiene un mandato para avanzar en la independencia, luego de un referéndum no oficial realizado el 1 de octubre que fue declarado ilegal según la legislación española y rechazado por los partidarios de la unidad con España.

Reuters