Participar en las jornadas electorales es un derecho de cada colombiano mayor de edad, pero también es un privilegio que reafirma la libertad de cada individuo y afianza la democracia. Estas razones son demasiado valiosas y por ellas es importante salir a votar en la próxima jornada electoral del 27 de octubre. Sin embargo, si está buscando más motivos para salir este día de su casa y votar, el Estado colombiano tiene algunos privilegios especiales para quienes ejerzan su derecho al voto.

Lea también: Únicas excusas válidas para faltar como jurado de votación

Estos incentivos por ser un elector están contemplados en la Ley 403 de 1997 y aplican siempre y cuando usted tenga su certificado electoral. A continuación conozca estas ventajas: 

  • Los trabajadores, sin importar la modalidad de contrato, tendrán derecho a medio día de descanso remunerado dentro de los 30 días posteriores a la elección. Los jurados de votación recibirán un día adicional (es decir día y medio). La fecha de descanso debe ser acordada con el jefe directo y se debe presentar el certificado electoral.
  • Los votantes podrán beneficiarse con la adjudicación de becas, predios rurales y subsidios de vivienda.
  • Quienes deseen ser funcionarios públicos, recibirán un puntaje adicional por haber votado en caso de presentarse un empate dentro de una convocatoria.
  • Si usted es bachiller y vota, se beneficiará con la reducción de un (1) mes de servicio militar. Para los soldados regulares y campesinos el beneficio es de dos meses.
  • Los votantes que se encuentren en proceso para ingresar a una universidad pública, tendrán preferencia en el proceso de admisión, además de un 10% de descuento en la matrícula.
  • El certificado electoral le dará una reducción del 10% en los precios de pasaporte, duplicados de cédula, pasado judicial y libreta militar.

Lea las propuestas de cada candidato, sustente bien su decisión de voto y acérquese a su puesto de votación. No importa por quién vote, porque incluso si vota en blanco, usted puede beneficiarse de ser un elector.