Atenas de Sudamérica

A finales del siglo XIX era común que Bogotá fuera conocida como la “Atenas de Sudamérica” o la “Atenas sudamericana”, sin embargo este apelativo fue quedando en el olvido con el paso de los años.

La comparación con Atenas, capital de Grecia, surgió debido al gran esplendor artístico y literario que se vivía en la Bogotá de esa época.

La capital colombiana era entonces un gran epicentro de actividades culturales y reunía una gran cantidad de museos, bibliotecas, eventos y centros de estudio que captaban la atención de propios y visitantes.

Algunas versiones indican que fueron el francés Pierre d’Espagnat y el argentino Miguel Cané quienes adjudicaron este apelativo Bogotá tras realizar algunos viajes a esta ciudad, en los que quedaron maravillados por su diversidad cultural.

Aunque ya no sea tan conocida como la “Atenas de Sudamérica”, Bogotá sigue siendo una ciudad de gran riqueza artística que se distingue por sus representativos eventos culturales, dentro de los que se destacan: la Feria Internacional del Libro, el Festival Iberoamericano de Teatro y el Festival Rock al Parque.

Cabe destacar, además, que la Unesco declaró a Bogotá como la Capital Mundial del Libro en el año 2007, un reconocimiento anual que entrega esta organización a aquellas ciudades que promocionan la lectura y el crecimiento de la industria editorial.

Lea también: El hermoso origen de la palabra “Bogotá”