Cada 4 de diciembre Bogotá conmemora el Día Distrital contra el Feminicidio, con el fin de levantar la voz a favor de las mujeres de la ciudad. Es un día para recordar la importancia de decir #NosQueremosVivas, y continuar con la implementación de medidas que eviten que otras mujeres se conviertan en víctimas de este flagelo.

Esta fecha fue elegida en memoria de Yuliana Samboní, una menor víctima de un feminicidio que conmocionó a Colombia el 4 de diciembre de 2016. La Secretaría Distrital de la Mujer indicó que "La memoria de Yuliana Samboní nos convoca hoy a recordar que ninguna niña, adolescente o mujer debe ser víctima de feminicidio. Ésta es la forma de violencia más extrema que pueden sufrir".

Asimismo, Ángela Anzola de Toro, secretaria de la Mujer, recordó esta fecha y destacó la necesidad de acabar con este flagelo y honrar la memoria de Yuliana con cada acción de prevención y atención para que no haya otra niña, adolescente o mujer víctima: 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Hoy es el Día Distrital contra el Feminicidio’ (Acuerdo 676 de 2017 del Concejo de Bogotá́), honramos la memoria de Yuliana Samboní. Nunca podemos olvidar lo que le sucedió a ella ni a otras mujeres víctimas de feminicidios, tenemos que acabar con este flagelo".

El Acuerdo 676 de 2017 del Concejo de Bogotá́ fue el que permitió la implementación de esta fecha con el objeto de adoptar medidas para prevenir la discriminación, la violencia basada en género, además de evitar la materialización del delito de feminicidio y adoptar acciones para mejorar la atención integral, asistencia y protección a las mujeres víctimas indirectas de este delito.

Tenga en cuenta que la violencia en contra de la mujer se manifiesta a través de diferentes formas, entre las cuales se encuentra:

  • Violencia física: Golpes, empujones, quemaduras o ataques con armas, objetos o ácidos.
  • Violencia psicológica: Insultos, humillaciones, chantajes, descalificaciones, burlas, amenazas contra la vida propia, la de los hijos, hijas u otros integrantes de la familia, celos extremos o intentos de control.
  • Violencia sexual: Manoseos, acoso, relaciones o actos sexuales en contra de la voluntad.
  • Violencia económica: Limitaciones y controles para el uso del dinero, destrucción de instrumentos de trabajo, prohibiciones para el uso de las pertenencias y documentos personales, entre otros.

El Distrito invita a los ciudadanos a conocer la ruta única de atención para mujeres víctimas de violencias y en riesgo de feminicidio en la página de la Secretaría de la Mujer, aquí.