Foto de: Pixabay.

En el sector del Park Way, en la localidad de Teusaquillo, se encuentra ubicado un nuevo café para gatos, al cual puede dirigirse cualquier ciudadano con su mascota y realizar planes tranquilos como leer un libro o tomar unas onces.

El lugar, situado en el barrio La Soledad, también funciona como un centro de adopción de gatos que fueron abandonados o maltratados por sus anteriores dueños.

Lea también: ¿HAY RIESGO TRAS HALLAZGO DE BOA EN EL SIMÓN BOLÍVAR?

Según Diego Luis Martínez, socio fundador de Gatos y Blues, “esta idea surge porque siempre quise, junto con mi esposa, darle a los gatos abandonados un lugar digno y, en vista de que en nuestro apartamento no los podíamos tener, nació esta idea”.

Gatos y Blues es un lugar de paso que trabaja con ciudadanos rescatistas que se encargan de recoger a gatos maltratados de las calles de Bogotá y darles un hogar más seguro y digno.