Bogotá es la primera ciudad de América Latina en adoptar un modelo educativo para formar jóvenes y otorgarles títulos técnicos laborales en colegio públicos de la capital en las áreas de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Cerca de 50 estudiantes se verán beneficiados del programa que busca prepararlos desde su formación académica secundaria como profesionales en diferentes disciplinas.

“Es un programa que acompaña al estudiante de secundaria en su transición a la educación superior, que luego lo dirija a empleos en industrias reales y en crecimiento. Donde los roles están cambiando gracias a la tecnología”, explicó Jesús Tabares, líder del proyecto.

Además, el modelo será generador de nuevos empleos para disminuir la brecha de las personas que no cuentan con uno de ellos.

“Dos terceras partes de los empleos que se generan cada año en el país son para personas bachilleres o técnicos. Estos datos lo que nos muestran es que los jóvenes pueden ser empleables no solo siendo ingenieros, no solamente siendo profesionales, también pueden ser empleables con la educación técnica de calidad", dijo Tabares.

Los jóvenes desde grado noveno podrán visitar a las compañías seleccionadas para realizar sus prácticas.

“Frente al regreso a clase, los estudiantes están llenos de expectativas, están muy motivados, los 48 que van a participar en el programa quieren iniciar ya”, aseguró John Granados, docente de tecnología del Colegio Gerardo Paredes.

Los estudiantes podrán ser candidatos a cualquiera de los programas disponibles según su vocación profesional y las actitudes que hayan demostrado en el colegio.

Por: Laura Rojas.