El Gobierno Nacional le hizo un reconocimiento a Bogotá por su incansable labor en la atención a las víctimas del conflicto armado. Actualmente, en la capital viven 334.000 personas que un día tuvieron que abandonar todo, huyéndole a la guerra.

La capital de los colombianos ha venido trabajando en la asistencia y ayuda a las víctimas, también ha hecho esfuerzos importantes en la restitución de sus derechos.

"Bogotá es la segunda ciudad en el país que tiene la mayor cantidad de víctimas residentes, pero es la ciudad que recibe la mayor cantidad de víctimas que vienen de otros lugares. Desde la Alta Consejería para las Víctimas atendemos a quien llegue, y conectamos con todas las demás entidades como Integración Social, Cultura, IDRD", dijo Gustavo Quintero, alto consejero para las Víctimas de la Alcaldía de Bogotá.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El compromiso con la implementación de la política pública en la materia ha sido la constante.

"Acabamos de recibir un reconocimiento muy importante parte de la Unidad de Víctimas de la Nación hacia el Distrito, por el trabajo y el compromiso en materia de atención a víctimas del conflicto que están en distintas etapas. El Distrito tiene 18 entidades con compromisos especiales a la atención de víctimas", afirmó el alto consejero para las Víctimas de la Alcaldía de Bogotá.

El sistema educativo de la ciudad fue uno de los aspectos destacados, y es que actualmente cerca de 67.400 estudiantes desplazados por el conflicto estudian en colegios oficiales.

Lea también: Hombres privados de la libertad bordan sus duras historias en un libro

"En este momento tenemos 334.000 víctimas del conflicto residiendo en la ciudad, pero históricamente han llegado casi 800.000, y de esas 800.000 más o menos 663.000, vinieron por desplazamiento, es decir, el desplazamiento es el hecho victimizante por excelencia", agregó Gustavo Quintero.

La ciudad hoy cuenta con siete centros exclusivos para atender a esta población.

Por: Natalia Valencia