Informe especial sobre reciclaje en Bogotá

Desde hace varios años Bogotá se ha trazado diferentes metas para aprender a reciclar. Sin embargo, parece que los avances no han sido suficientemente significativos hasta el momento.

Cada año se generan 1.900 millones de toneladas de residuos sólidos en el planeta. De estos un 70 % se lleva a vertederos, botaderos, rellenos sanitarios, un 11 % se lleva a las instalaciones de recuperación de energía y solo el 19 % se recicla y se recupera.

Bogotá es una ciudad que genera 7.000 toneladas de basura al día.

“El 70 % de lo que yo consumo entra en un relleno sanitario. Entonces, haga cuenta que de 10 piezas que yo compro entre botellas, tetrapac, las cascaritas, la manzanita, siete piezas de esas, 10 que comí están andando a un relleno sanitario. Allí realmente es preocupante”, manifestó, Iván Sánchez, cofundador El Transformador – emprendedor sostenible.

Todos los desechos tienen dos maneras de ser recogidos: una, a través de los camiones compactadores de la empresa privada que pasan tres veces a la semana. Y dos, los recicladores, que van de barrio en barrio abriendo las bolsas buscando el material que se puede recuperar.

El problema es que como no sabemos diferenciar y separar lo que es basura y lo que no, echamos todo en la misma bolsa, bolsa cuyo destino final es el relleno sanitario Doña Juana.

Un mal manejo de desechos, falta de información sobre cómo diferenciar los residuos, o porque no hay una infraestructura adecuada, serían algunas de las razones por las que los habitantes de Bogotá no saben reciclar.

Reciclar no es cuestión de estatus

Las excusas de una ciudadana para negarse a reciclar en Bogotá. ¿Comparte su punto de vista? Especial periodístico de Luz Elena Ramos para #CapitalNoticias → https://conexioncapital.co/bogota-ciudad-que-no-recicla/

Posted by Canal Capital on Tuesday, August 14, 2018

 

¿CUÁL ES EL FUTURO DE LOS RELLENOS SANITARIOS?

“Hoy por hoy tenemos nuevamente una problemática con los rellenos sanitarios. Todos los municipios están a punto de terminar su vida útil y nadie quiere rellenos cerca. Complejo”, manifestó Willer Guevara, viceministro de Políticas y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente.

El relleno Doña Juana es considerado el más grande de Suramérica y uno de los más grandes del mundo.

Una de las consecuencias de la cantidad de basura que llega a este sitio es que a mayor generación de residuos, la capacidad del relleno se va reduciendo. “Por ejemplo a la ciudad de Bogotá, voy a tener una capacidad para cinco años, si se me dispara la generación de residuos pues la capacidad se me puede reducir a 4.5 años”, explicó Sofía Espinosa, ingeniera ambiental.

La cantidad de residuos que llega a Doña Juana sería superior a 7.000 toneladas si no fuera por el trabajo de esculcar, separar y recoger, labor que hacen los recicladores, quienes recuperan el 10 % de estos residuos.

“En la caneca hay que sacar de todo, están los pañales desechables, la toalla sanitaria, el poco de comida que no se comieron. Todo eso mezclado. Entonces, al reciclador le toca, escarbar y tratar de recuperar todo lo que pueda y que esté en condiciones de poderse vender”, manifestó Nohra Padilla, líder de la Asociación de Reciclaje.

Experimento social - reciclaje

#ExperimentoSocial Pusimos tres canecas en la calle para saber qué tanto saben reciclar los bogotanos. ¡El resultado es impresionante!Informe periodístico de Luz Elena Ramos para Capital Noticias

Posted by Canal Capital on Tuesday, August 14, 2018

El Gobierno anterior dejó lista una resolución para regular los envases y empaques de las empresas productoras.

“Fijar unas metas a los productores de la recuperación de envases y empaques. No solo plásticos sino todos los envases de todos los productos van a tener que hacer una recuperación y esto va a  cambiar el tema de recolección (…) esto empezaría a regir a partir del 2020 (…) ellos van a tener que empezar a trabajar en esos programas, empezar a pensar en cómo cumplir”, aseveró Willer Guevara, viceministro de Políticas y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente. Por su parte Jorge Carrillo Cardozo, viceministro de Agua y Saneamiento Básico, dijo que el decreto ya se expidió.

Así las cosas, los habitantes de Bogotá están obligados a separar desde la casa la basura y los desechos. Porque si no, tendrán que pagar más en el cobro del servicio de aseo que llega mensualmente en el recibo del agua.

Está claro que depende de voluntad política, de una política pública, pero también, está en manos de cada uno de nosotros aprender a reciclar.

Informe especial de Luz Elena Ramos.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.