Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, manifestó este martes que aceptará la ayuda ofrecida por el G7 para mitigar los incendios que se presentan en el Amazonas si Emmanuel Macron, jefe de Estado de Francia, se disculpa con él por haberlo tratado de mentiroso. 

En la cumbre del G7, en Biarritz, Francia, se acordó destinar 22 millones de dólares para los trabajos de extinción de los fuegos en la Amazonía. Al respecto, Bolsonaro le dijo a la prensa que "en primer lugar, el señor Macron debe retirar los insultos que realizó contra mi persona".

En días pasados, Macron manifestó que Brasil había incumplido las promesas realizadas durante el G20 en Japón, lo que al parecer pondría en riesgo el futuro del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). 

Este lunes el presidente de Brasil había rechazado el paquete de ayuda, argumentando que la asignación de 22 millones de dólares podría afectar la soberanía del país suramericano.

Las tensiones entre Francia y Brasil han escalado después de que Macron convocó una reunión de emergencia de los países del G7 para hablar sobre los incendios. Bolsonaro acusó a Macron de tener una mentalidad colonial.

Mientras se extiende la puja entre los dos mandatarios, la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas alertó que unos 73.850 focos de calor han incinerado más de 700.000 hectáreas de bosque en tres semanas. Hasta la fecha, hay cerca de 100.000 indígenas damnificados y 506 pueblos nativos en peligro de extinción.

Con información de la Agencia Anadolu