• La medida se hizo con el fin evitar la venta ilegal de fuegos artificiales en la ciudad.
  • Autoridades adelantarán acciones para velar por la seguridad ciudadana este fin de año.

El Cuerpo Oficial de Bomberos detonó de manera controlada 200 kilos de pólvora que habían sido incautados por la Policía de Bogotá.

La medida se tomó para evitar la venta ilegal de fuegos artificiales en la ciudad durante la celebración de las fiestas de fin de año cuyo propósito es reducir a cero el número de quemados.

De esta manera funcionarios de la administración Peñalosa hicieron un foso en donde depositaron la pólvora incautada por la Policía Metropolitana para que el Cuerpo de Bomberos realizará la destrucción controlada del material.

El método utilizado para esta detonación fue por medio de electricidad para propiciar una combustión controlada del material

“Hoy hacemos un llamado a todas aquellas empresas, al sector privado que fabrica y comercializa material pirotécnico, que lo haga ajustado a la ley y que cumpla con la normatividad", dijo Pedro Manosalva, director de Bomberos de Bogotá.

A partir de la fecha se van adelantar acciones conjuntas entre la Policía, las Secretarías de Salud y Ambiente, Bomberos y otras entidades para velar por la seguridad de los ciudadanos, en especial los niños y niñas en esta temporada de diciembre.

“Hacemos un llamado para que la manipulación de este tipo de material lo hagan los expertos”, agregó el director de Bomberos.

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud en las festividades de 2017, en Bogotá se registraron 58 casos de personas quemadas, motivo por el cual las autoridades distritales iniciaron trabajos de control a la venta ilegal de pólvora en la ciudad.

Por: Freddy Carrera