reserva Thomas Van der Hammen
Captura de pantalla

Brigitte Baptiste, directora del Instituto Von Humboldt, habló en Opina Bogotá sobre la propuesta del alcalde Enrique Peñalosa para la reserva Thomas Van der Hammen.

La bióloga colombiana considera que el plan para esta reserva funciona bien ecológicamente y que está técnicamente bien construido.

“El modelo de Lagos de Torca me parece muy interesante para poder construir la reserva a corto plazo”, dijo Baptiste.

La experta en temas ambientales además agregó: “me gusta que la propuesta del alcalde considera a la conectividad de la reserva y río una parte importante para conservar la biodiversidad de la sabana”.

Buggy Rollin

¿Te atreverías a bajar una montaña usando ruedas en todo tu cuerpo? Descubre la fantástica historia del Buggy Rolling en nuestro país → Más historias en conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 9 de diciembre de 2018

Baptiste también se refirió al análisis que ha realizado el Instituto Von Humboldt sobre el proyecto.

Lea también: Radicarán proyecto para regular a Uber y Rappi en Colombia

“Lo que hemos hecho en el Instituto es un documento que contiene reconocimiento a las cosas positivas y las que faltan desarrollar”, complementó.

La bióloga también invitó a los ambientalistas a considerar la propuesta de modificación de la reserva, pues “permitiría tener recursos para restaurar y ampliar la reserva en otros lados no urbanizados”.

Sobre si es viable o no utilizar la técnica del fracking en el país, la bióloga dijo que debe ser una decisión que se tome con las comunidades, pues casi siempre son las que asumen los riesgos.

“Si vamos a decir “no” al fracking es porque estamos seguros de que no vale la pena correr el riesgo. Y si vamos a decir “sí”, es porque esté probado que sus riesgos son manejables”, manifestó.

Brigitte Baptiste también dio su punto de vista frente al uso de glifosato para erradicar los cultivos ilícitos.

Ya hicimos la labor de intentar controlar los cultivos ilícitos con glifosato. El experimento de asperjar millones de litros sobre ecosistemas silvestre es tremendamente riesgoso”, afirmó.

“Entiendo la angustia de los gobiernos que tienen que resolver. Pero a partir de las miopías llevamos 30 años en el mismo problema con las plantaciones de la coca […]Si hubieran invertido el dinero de la lucha contra las drogas en desarrollo social para poblaciones con cultivos ilícitos, estoy segura de que hoy el problema sería mucho menor”, recalcó.