Las fichas más fieles al uribismo no quieren pasar la página después de los dos reveses al Gobierno, por la liberación de Santrich y el hundimiento de las objeciones de la JEP.

No han sido días fáciles para el Gobierno, porque dos de los temas por los que más han batallado, no tuvieron un buen desenlace.

Seguidores del uribismo recibieron las noticias con frustración, pero esto se está tornando en poder de acción porque están buscando proponer un proyecto integral que elimine la JEP y que reforme la justicia ordinaria.

Los más radicales quieren volver a dar la pelea. No sería raro que desde la próxima semana, se empiecen a oír nuevas propuestas de un nuevo intento para cambiar lo que ellos consideran que atenta al verdadero significado de la paz.

JEP le abrió incidente de incumplimiento a Iván Márquez

En los últimos días Iván Márquez había aparecido por medio de cartas y trinos, pero sigue sin dar la cara desde abril del año pasado, es decir, ya más de un año. La Sala de Reconocimiento de la Verdad de la JEP le abrió incidente de incumplimiento por sus incumplimientos constantes e injustificados.

Todas las veces que Márquez ha sido citado a la JEP para rendir versiones, ha argumentado que no asiste porque es amenazado y no cuenta con protección para presentarse a las audiencias

La JEP le paso varias, pero ya llegó a su límite y argumentan que esa excusa no tiene ningún tipo de soporte y que lo único que está haciendo es burlarse e incumplir a los compromisos pactados en la Habana.

Además, la JEP tuvo en cuenta la carta enviada por Márquez en los últimos días en la que demuestra que se arrepiente de haber dejado las armas, tema que va en completa contravía con la voluntad de paz.

La Sala de Reconocimiento ordenará una serie de pruebas y citará a una audiencia en la que se tomará la decisión de si Márquez puede seguir contando con los beneficios de la justicia transicional.

Corte Suprema de Justicia empieza la tarea para elegir fiscal

Aunque estaba bastante cantada la decisión de la Corte sobre las objeciones, esto marca también un camino en lo que será la próxima tarea que tienen pendiente que es la elección del nuevo fiscal.

Algo que está bastante claro es que la Corte se aleja cada vez más del Gobierno, porque últimamente sus decisiones no responden a lo que ha querido el presidente Duque. Para algunos, esto es acertado y para otros desacertado.

Muchos empiezan a rumorar que la elección del nuevo fiscal no será cosa fácil, y que lo más probable es que no escojan a alguien cuya bandera sea el uribismo. Se dice que se inclinaran de hecho, por alguien que no tenga muchos tintes cercanos a este sector.

Veremos entonces un nuevo pulso próximamente, porque en la terna que enviará el presidente Duque parece que habrá nombres de peso pesado en el ala del uribismo, y la Corte tratará de matizar este peso para irse más bien por el otro lado de la balanza.

Por: Laura Anzola