El delicioso sabor santandereano no tiene comparación, por eso le tenemos una recomendación para que disfrute de la gastronomía de esta zona del país en un solo plato.

Santander, departamento ubicado en el centro del norte de Colombia, en la cordillera de los Andes, se destaca por su amplio consumo en carnes, una de las más especiales, es la del cabro, el cual no se consume en muchos otros lugares del país, o la carne oreada, una perfecta combinación entre sal y dulce.

El cabro santandereano es una receta que resalta por su carne tierna, que mantiene su sabor tras una larga preparación que la deja con una suavidad inigualable.

Esta carne debe ser adobada con laurel, cebolla, ajo, tomillo, sal y cerveza durante aproximadamente 7 horas, posteriormente es cocida a fuego lento por 4 horas más y finalmente, antes de servir, se sella a la parrilla.

Para acompañar este plato, lo más típico es hacerlo con pepitoria, un arroz que incluye las vísceras y sangre del cabro tras un proceso bastante largo. Deben cocinarse por cuatro horas de forma individual estos dos ingredientes y finalmente mezclarlos con arroz y guiso, creando una increíble combinación de sabores.

A su vez, es común incluir la arepa santandereana, preparada a base de maíz amarillo; se suelen comer al desayuno, la merienda o la comida.

Para beber nada mejor que la famosa carabina, una bebida típica santandereana a base de guarapo, kola hipinto y cerveza.

Aquí le mostramos más de esta receta para que no se quede sin probarla: