La Cámara Colombiana de Infraestructura, CCI, aseguró que la reciente solicitud de la Procuraduría de suspender el proyecto de la troncal de TransMilenio sobre la carrera Séptima se constituye en un "duro revés para el desarrollo de Bogotá".

La entidad agregó que el argumento del Ministerio Público para solicitar dicha suspensión es discutible:

“Los contratos elaborados por el IDU prevén una instancia para que los adjudicatarios de las obras -en contravía de lo esgrimido por la Procuraduría-, armonicen los diseños para la construcción de la troncal de Transmilenio por la 7ª con las intervenciones previstas en los planes parciales aprobados por el Distrito. De esta forma, las actividades de coordinación están garantizadas en los proyectos que se ejecutarán”, explicó Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la CCI.

La CCI también destacó los beneficios que este proyecto aportaría a la capital colombiana en cuanto a movilidad, condiciones ambientales y adecuación del espacio público:

"Se trata de la continuación de la troncal Carrera 10ª que actualmente cuenta una demanda aproximada de 13.500 usuarios en la hora de máxima demanda. Mejorará, además, las condiciones ambientales del corredor, ya que prevé la disminución de más de un 50% del número de buses. Su ejecución, por otra parte, implicará la adecuación de 400.000 m2 de espacio público", puntualizó la entidad a través de un comunicado.

Cabe recordar que el pasado 30 de abril, la Procuraduría General de la Nación decidió solicitar la suspensión de este proyecto y abrir investigación disciplinaria contra la directora del IDU y otros siete funcionarios por presuntas irregularidades en la licitación.

El IDU, ante esta solicitud, indicó que se crearían mesas de trabajo con la Procuraduría para demostrar que el proyecto está armonizado.