Ocho falsos guardas de seguridad, que hacían parte de la banda conocida como Los Cacos, fueron capturados por la Policía Metropolitana de Bogotá.

Los implicados se las ingeniaban para ser contratados en diferentes empresas privadas, falsificando cartas de recomendación y números telefónicos de familiares y amigos que fingían ser empleados de otras compañías de seguridad.

“Estas personas primero intentaban vincular al vigilante permanente u ocupaban los puestos de estos durante sus ausencias y a través de esto permitían el ingreso a las unidades residenciales. Una vez allí verificaban que en efecto no estuvieran habitados para realizar el hurto”, indicó el teniente coronel Alex Vega, jefe seccional de Protección y Servicios Especiales de Bogotá.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

Los videos que forman parte de la investigación muestran cómo operaba esta banda de apartamenteros con la ayuda de los falsos vigilantes del conjunto.

Según la Policía, los implicados habrían trabajado en complicidad con otras personas en al menos ocho hurtos que ascienden a los más de 1.150 millones de pesos.

Las ocho personas fueron puestas a disposición de las autoridades competentes, por los delitos de hurto calificado y agravado y concierto para delinquir.

Por: Capital Noticias.