computadores robados
Foto de: Gobierno Nacional

Un juez de control de garantías, por solicitud de la Fiscalía General de la Nación,  privó de la libertad a cinco supuestos integrantes de una organización que se dedicaba al hurto de computadores destinados a mejorar la calidad académica de profesores y alumnos de zonas rurales de Boyacá, Cundinamarca y Santander.

Para robar los equipos, los detenidos rompían paredes y puertas, y amenazaban a los vigilantes de las instituciones. 

Después de cometer el delito, vendían los computadores a reducidores, ubicados en el centro de la capital de la República, quienes se encargaban de revender la mercancía robada. 

Lea también: Capturada banda delincuencial que hirió a policías durante operativo en Bosa

Los presuntos delincuentes fueron identificados como Severo Bernal, Jorge Enriqu Moreno, Mario López, Jaime Jiménez Borda y Juan Muñoz Morales, y se les imputó cargos por el delito de concierto para delinquir en concurso con hurto calificado y agravado. 

“Se trata de delincuentes que ingresaron a las escuelas de las poblaciones de Guayabal, El Rosal, Gama y Junín (Cundinamarca); así como Jenesano, Turmequé, Viracachá, Saboyá, Soracá y Pachavita, en Boyacá, para llevarse los equipos de cómputo”, sostuvo la Fiscalía. 

De ser hallados responsables, los cinco investigados se exponen a penas que oscilan entre los 12 y 15 años de prisión.

Los computadores fueron donados para el programa del Gobierno Computadores para Educar.