El hombre había alterado la escena del crimen después de asesinar a su amante
Foto de: Policía Metropolitana de Bogotá.

Los hechos ocurrieron el pasado 12 de junio del 2016 en la localidad de Suba, cuando la Policía de Bogotá recibió el llamado de una madre desesperada que afirmaba que su hija aparentemente se había quitado la vida con un arma blanca.

La Sijin de la Policía inició la investigación con la versión inicial del supuesto suicidio, sin embargo, los resultados del peritaje del cadáver por parte de Medicina Legal le dieron un giro inesperado a la investigación.

Según los resultados, la mujer no se suicidó sino que fue asesinada por una persona cercana, con la que había departido horas antes de su deceso.

Lea también: PAREJA DESCUBRE FOTO EN LA QUE APARECÍAN JUNTOS ONCE AÑOS ANTES DE CONOCERSE

Con esa pista, la Policía judicial logró establecer que la mujer sostenía una relación extra matrimonial con un hombre al que había conocido dos meses antes.

Además, logró determinar que la pareja había estado departiendo en un establecimiento horas antes de que ella muriera y que habían discutido luego de que ambos consumieran bebidas embriagantes.

En medio de la pelea, según la investigación, el hombre le ocasionó una herida letal a su compañera con un arma corto punzante. Minutos después, la víctima murió.

No obstante, el hombre trató de desviar la atención de la familia de la víctima y de las autoridades al alterar el cuerpo, el arma y varios elementos de la habitación de la mujer, donde puso su cuerpo, para simular que había atentado contra su propia vida.

A pesar de las múltiples pruebas que lo señalan con el culpable del crimen, el hombre capturado no aceptó los cargos.