golpe a los pelusos
Foto de: Policía Nacional

Dos presuntos integrantes de ‘Los Pelusos’, grupo criminal señalado como el responsable de la muerte de 10 personas en un billar del municipio de El Tarra (Norte de Santander), fueron capturados por el Cuerpo Élite de la Policía Nacional, en trabajo articulado con la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía General de la Nación.

Este resultado, en desarrollo del plan de choque El que la hace la paga, se dio tras una exhaustiva investigación que se inició desde el mismo día de los hechos, registrados el pasado 30 de julio en el sector de Villa Esperanza, sobre la vía Manzanares de la población nortesantandereana.

Ese día hombres que portaban armas de corto y largo alcance ingresaron al establecimiento público y asesinaron a varias personas, entre las que se encontraban el presidente de una Junta de Acción Comunal y varios exintegrantes de las desaparecidas Farc.

Lea también: Fiscal habla sobre audios revelados por El Espectador

Buggy Rollin

¿Te atreverías a bajar una montaña usando ruedas en todo tu cuerpo? Descubre la fantástica historia del Buggy Rolling en nuestro país → Más historias en conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 9 de diciembre de 2018

Las labores investigativas adelantadas por la Policía Nacional permitieron establecer el paradero de dos de los presuntos responsables de este hecho: en el barrio Guayaquil, de la ciudad de Cali, fue capturado por orden judicial Belsaid Carrascal Ortiz, de 30 años, conocido en el mundo del crimen organizado como ‘J.J. o el Mono’, al igual que Cristo Nel Carrascal Ascanio o ‘Noni’, de 25 años, quien fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la Nación tras ser ubicado en el barrio El Tarrita de El Tarra.

La información recopilada por los investigadores indica que los dos capturados tenían una trayectoria criminal de al menos ocho años en el grupo armado organizado y que pertenecían a una comisión en el municipio de Hacarí que se encargaba de efectuar el cobro de extorsiones, homicidios selectivos, tráfico de droga, amenazas a la población civil y afectaciones a la Fuerza Pública.

Los dos responden ante la justicia por los delitos de homicidio, concierto para delinquir agravado, secuestro y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

Las investigaciones para establecer el paradero de los demás partícipes del hecho, que dejó también una persona herida, continúan.