El Juzgado 21 Penal Municipal de Bogotá impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra a Gloria Huertas Riaño, como presunta responsable del delito de homicidio agravado en concurso homogéneo. La mujer no aceptó los cargos.

Según la investigación, esta mujer sería la presunta responsable de la muerte de su propio esposo, el patrullero Iván Arturo Zorro; y de sus dos hijos de 10 y 7 años de edad.

Los hechos se presentaron en un conjunto residencial en la localidad Puente Aranda, donde fueron hallados los cuerpos sin vida de los dos niños y del hombre.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Al parecer, la pareja habría salido a bailar y al regresar a casa al parecer tuvieron una discusión por celos, ya que la mujer tenía la sospecha de que su compañero le era infiel. Por ello, lo habría atacado con un arma blanca, causándole heridas en el pecho y la espalda.

Respecto de los menores, hallados también con heridas producidas con arma cortopunzante, la mujer indicó que el hombre era quien los había asesinado y que por eso, lo había matado.

La mujer ese día había sido trasladada a un centro hospitalario porque presentaba heridas en las manos, el cuello y el pecho.

La Policía Judicial del CTI logró establecer que la muerte de los menores, probablemente, la causó su propia madre, pues en el cuerpo de Iván Zorro no se hallaron rastros de haber atacado a los menores; además, las plantas de los pies estaban limpias.