Foto: @CancilleriaCol

Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia, llegó a Nueva York para reunirse con los editores del New York Times acompañado de Francisco Santos, embajador de Colombia en Estados Unidos y Guillermo Fernández, embajador de Colombia ante la ONU.

Había rumores de que la reunión iba a ser tensionante, y de que el canciller iba a sacar las garras después del artículo publicado en el que se aseguraba que en nuestro país habría una nueva etapa de “falsos positivos”.

El canciller calmó los ánimos y dijo que era una reunión de tipo académico, para socializar con los editores elementos fundamentales de la política del presidente Duque.

Dijo que la reunión había hecho parte del paisaje normal de sus responsabilidades de canciller, entonces que, por favor, no le dieran una connotación distinta a la que tiene que es la de socializar la política del presidente Duque.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Las matemáticas que explican por qué la Corte tumbó las objeciones de Duque 

Es muy importante entender cómo la Corte tomó la decisión unánime de tumbar las objeciones del presidente Duque. Había dos vías, la de determinar si el presidente Duque podía o no presentarlas o la de si se habían alcanzado las mayorías para tumbarlas. La Corte se fue por la segunda opción.  

Actualmente hay 108 senadores, a este número había que restarle los senadores impedidos entre los que se encuentra la Farc. Es decir, restarle 14 y ahí ya hay 94 habilitados. El punto de quiebre era si había dos curules más inhabilitadas o no, y la Corte determinó que la de Aida Merlano e Iván Márquez, había que dejarlas también por fuera por lo que los senadores habilitados para votar quedaron finalmente en 92. 

Cuando el número de integrantes del Senado es par, en este caso 92, la mayoría absoluta es la mitad más uno, o sea 47; que fue precisamente el número de votos que se obtuvieron en el Senado para tumbar las objeciones. 

La moción de censura contra el ministro de Defensa no tiene mucho eco  

Aunque no había mucho ánimo para la moción de censura que había sido propuesta contra Guillermo Botero, ministro de Defensa, de todas maneras fue radicada en el Congreso. El panorama sigue igual, pocos apoyos a esta moción.

No hay mucho apoyo para que se haga esta moción más allá de los partidos de oposición y algunos del Partido Liberal.

Senadores como Juanita Goebertus han incluso dicho que hay como una especie de temor de que toca tener mucho cuidado y que uno con el ministro de Defensa no se mete.

Muchos dicen que este temor está latente, pero otros simplemente creen que el ministro no ha cometido errores tan graves como para una moción. Lo cierto es que está radicada en el Congreso, pero con poco eco.

El ministro asumirá las funciones presidenciales del presidente Duque durante este fin de semana, porque Duque se va al Salvador a la posesión de su homologo presidencial.

Por: Laura Anzola