Según cuentan sus propios habitantes de antaño, desde el siglo veinte, Teusaquillo se caracterizó por la edificación de clásicas viviendas donde los extranjeros decidían llegar a vivir.

Una de estas construcciones pertenece a Beatríz León, una caleña que llegó a Bogotá hace diez años y desde entonces se ha encargado de recuperar, restaurar y conservar su casa en Teusaquillo para hacer de ella un atractivo turístico en la capital.

Las puertas de la casa de Beatríz, convierten el alto ruido del tráfico, las bocinas de los carros y el movimiento intenso de la ciudad en un ambiente tranquilo, verde y natural.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Yo veo que la gente pasa por mi andén y le cambia la cara porque está pasando por un área bonita de flores y vienen y se toman fotos", comenta.

Además de trabajar por conservar el patrimonio cultural de la localidad, Beatriz León defiende el medio ambiente realizando acciones cotidianas como: separación de residuos en la fuente, reciclaje de aguas y el cuidado de la flora del sector.

Ella reutiliza los residuos orgánicos domésticos y los convierte en abono para beneficiar los árboles del parque Teusaquillo.

Gracias a su labor en el sector, al parque llegan diferentes especies de aves y mariposas, por lo que Beatriz hace un llamado a la comunidad para que se trabaje de la mano con las autoridades para hacer de Teusaquillo un lugar agradable para visitar.

Beatiz León es una ciudadana comprometida por mejorar su barrio, localidad y ciudad.

Por: Catherine Solanilla