Foto tomada de la cuenta de: @CamaraColombia,

El martes se aprobó en la comisión primera de la Cámara la iniciativa que castiga a los violadores de menores de edad con la castración química. El futuro de este proyecto era incierto al principio, pero los votos por el sí arrasaron con 14 votos contra 6. Ahora, con la victoria, llegará un cambio de nombre a la iniciativa.

Así las cosas, quedó aprobada la iniciativa del representante Álvaro Hernán Prada, del Centro Democrático. Todavía falta que pasen tres debates en el Congreso. Algunos asesores le recomendaron a Prada, que el nombre de castración química, es algo sórdido, violento, asusta y que convendría un cambio de nombre que haga referencia a lo mismo, pero con unas palabras menos explícitas.

El proyecto pasaría a llamarse "terapia para inhibir el deseo sexual".

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, dice que esto no servirá para erradicar el problema de raíz, porque además el procedimiento es irreversible.

Álvaro Uribe, que antes estaba en desacuerdo, ahora apoya la iniciativa. Marta Lucía Ramírez, cree que hay otras formas menos drásticas de atacar el problema y los representantes que votaron en contra del proyecto fueron del Partido Verde, Polo, Partido Liberal y Cambio Radical.

Por: Laura Anzola.