Después de las fuertes manifestaciones ocurridas el pasado 22 de noviembre, los habitantes del sur de Bogotá afirman que la jornada de hoy transcurrió con normalidad. Hoy muchos abrieron sus negocios y sacaron su medio de transporte nuevamente, esperando que la calma, permanezca después de la tormenta.

Don Aristóbulo Quijano, es un bogotano de 67 años, vive en Bosa Porvenir y hoy, luego de las fuertes manifestaciones que se presentaron en el sur de la ciudad, volvió a salir como siempre, en su bicicleta.

"Con el resguardo de las Fuerzas Militares y la Policía, estamos muy satisfechos por la labor que ellos hacen. Es lo lógico porque estamos seguros, resguardados por el Gobierno", dijo Aristóbulo Quijano. 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Como él, más conductores salieron en su medio de transporte a sus labores cotidianas, mostrando que después de la tormenta, llega la calma. 

"No hay nada, todo está normal. No veo nada, estoy afuera y no veo nada anormal", indicó Abraham Cifuentes, otro vecino del sector. 

Andrés García, otro ciudadano, dijo: "Sí, ya estoy tranquilo porque vi las cosas normal y saqué la moto". 

Asimismo, Camilo Ortiz, con su venta de pollo y el comercio cercano al Portal Américas, volvieron a abrir sus puertas. 

"Vimos todo más calmado, ya no hay vándalos y el ESMAD está monitoreando en toda la zona. Todo esta súper. Ya podemos trabajar", dijo Camilo Ortiz.

Fidelina Madela, otro comerciante del sector, agregó: "Hoy me siento bien, gracias a Dios.  Hoy ha estado bien y estoy trabajando tranquilo". 

Así se vivió un nuevo día en el sur de Bogotá. Ciudadanos esperanzados de un país sin violencia y con personas unidas como sociedad.

Giovanny Bayona