En la madrugada de este jueves, dos cohetes cayeron en la fuertemente fortificada Zona Verde, ubicada en el centro de Bagdad y donde se encuentra la Embajada de Estados Unidos.

Según fuentes de seguridad, se escucharon sirenas de advertencia cerca del complejo estadounidense.

La coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra Daesh/ISIS luego emitió una breve declaración en su cuenta oficial de Twitter.

“La Coalición militar confirma que pequeños cohetes impactaron cerca de la Zona Verde de Bagdad, el 8 de enero a las 11:45 p.m. (hora local). No hubo bajas de la Coalición ni daños a las instalaciones”, enfatizó el comunicado.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El ataque se produce en medio de las crecientes tensiones en Oriente Medio desencadenadas tras el ataque estadounidense contra el líder de las Brigadas Quds de Irán, Qasem Soleimaní.

El viernes 3 de enero, Soleimani murió en Bagdad en un ataque con aviones no tripulados perpetrado por Estados Unidos.

La muerte del comandante iraní marcó un punto álgido en las relaciones entre Teherán y Washington.

Este miércoles, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) lanzó más de una docena de misiles balísticos contra las fuerzas militares y de coalición estadounidenses en Irak en represalia por la muerte de Soleimani.

Los misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron a al menos dos bases militares iraquíes donde estaba personal militar y de la coalición de EEUU.

Ante el ataque iraní el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Irán "parece estar retirándose" después de lanzar decenas de misiles en instalaciones iraquíes que albergan a las fuerzas estadounidenses y de la coalición.

“El mundo le dice a Irán que su campaña de terror no debe continuar”, aseguró el mandatario, mientras afirmaba que serán impuestas nuevas sanciones económicas contra la nación persa.